domingo 21, abril 2024

#OPINIÓN Irán y Rusia hunden a Venezuela en reunión de la ONU

Más artículos

Nada Al-Nashif, Alta Comisionada Adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos presentó un informe devastador al Consejo de los Derechos Humanos de la ONU sobre el gobierno de Venezuela.

En defensa del país latinoamericano hablaron en primer lugar
Irán y Rusia, seguidos de Cuba, Nicaragua y Bielorrusia. No me defiendan compadres pudiera haber exclamado un experto en materia internacional, ya que estos gobiernos encabezan la lista a nivel mundial en violación de derechos humanos.

Solamente como ejemplo leamos lo que dice el informe de Amnistía Internacional sobre Irán: “La muerte bajo custodia de Mahsa (Zhina) Amini a manos de la “policía de la moral” iraní el 16 de septiembre desencadenó un levantamiento nacional que continuó el resto del año. Las autoridades utilizaron ampliamente y de forma ilegítima munición real, perdigones y gases lacrimógenos, y golpearon con dureza a quienes se manifestaban. Amnistía Internacional registró los nombres de cientos de manifestantes y transeúntes que fueron víctimas de homicidios ilegítimos a manos de las fuerzas de seguridad, entre ellos decenas de niños y niñas. Cientos de personas quedaron ciegas o sufrieron lesiones oculares graves debido a los perdigones disparados por las fuerzas de seguridad. Miles de personas más resultaron heridas, pero muchas de ellas no solicitaron atención médica por miedo a ser detenidas.

Más de la mitad de las personas que murieron pertenecían a la minoría oprimida baluchi de la provincia de Sistán y Baluchistán y a la minoría oprimida kurda de las provincias de Kurdistán, Kermanshah y Azerbaiyán Occidental”.

Por su parte Rusia tiene un expediente similar recordemos el asesinato de Navalny estando en cautiverio.

El que se hayan puesto de acuerdo Irán, Rusia, Nicaragua, Cuba y Bielorrusia, países donde los derechos humanos son un estorbo, para defender a Venezuela como paladín y garante de los derechos humanos es prueba dolorosa de que los nuevos socios de nuestro país son corresponsables de la inmensa desgracia que vivimos, con el más alto índice de pobreza a nivel mundial, con todos los servicios públicos colapsados, con enfermedades de todo tipo, con una desnutrición infantil pavorosa y con un espacio cívico reducido al máximo.

Una situación muy distinta vivíamos cuando nuestros aliados
eran países de la órbita democrática, de economías abiertas, de libre competencia y respeto a la propiedad privada. Todo ello bajo una legalidad que implicaba separación de poderes y garantías jurídicas para todos los ciudadanos.

Todo cambió de manera brusca con el advenimiento de un gobierno de inspiración socialista que anuló los equilibrios democráticos y puso al país bajo las órdenes de un grupo pequeño de personas que controlan todas las instituciones del Estado, creando con ello un absolutismo donde los Derechos Humanos son indeseables porque contienen principios de libertad civil que se anteponen al control hegemónico de la nomenclatura oficialista.

Esta lamentable situación la vemos reflejada en el diagnóstico de las instancias internacionales sobre Venezuela leamos un pequeño extracto del informe presentado por la doctora Nada Al Nashif sobre nuestro país para que sepamos cómo nos ven desde afuera:

“Las personas defensoras de derechos humanos siguen enfrentándose a la represión, la detención arbitraria y las amenazas, entre ellas Javier Tarazona y Rocío San Miguel. En este contexto, también hago un llamado a las autoridades para que se abstengan de adoptar el Proyecto de Ley de Fiscalización, Regularización, Actuación y Financiamiento de Organizaciones No Gubernamentales y Afines en Venezuela, que incluso podría impedir la entrega de ayuda y asistencia humanitaria vital. La firma de los Acuerdos de Barbados en octubre de 2023 entre el Gobierno y la Plataforma Unitaria Democrática fue un paso positivo para establecer las condiciones para unas elecciones creíbles. Hago un llamamiento para que se apliquen plenamente de buena fe y recuerdo a todas las partes que los derechos humanos son y deben ser un elemento central de las negociaciones.

Además, desde enero de 2023, el ACNUDH ha documentado 18 casos de desapariciones forzadas llevadas a cabo por servicios de inteligencia y fuerzas de seguridad en el contexto de la detención. Estas personas fueron detenidas por funcionarios del Estado y permanecieron incomunicadas durante horas o incluso semanas. Durante este período, hubo una negativa a reconocer la privación de libertad o el ocultamiento del destino o su paradero. La mayoría de las personas se enfrentaron posteriormente a cargos relacionados con conspiración, terrorismo, asociación criminal, traición y lavado de dinero´´.

Las evidencias sobre violación de Derechos Humanos en Venezuela son evidentes, palmarias, absolutamente irrebatibles. Igual que estos delitos están registrados por el Alto Comisionado de la ONU en Materia de Derechos Humanos, de igual manera forman parte del expediente que sobre esta materia cursa en la Corte Penal Internacional.

La defensa de Irán, Rusia, Cuba y compañía, antes que ayudar al régimen lo hunde políticamente y ello tiene impacto en la opinión mundial. Aquí vale aplicar el refrán popular:

Dime con quién andas y te diré quien eres.

Jorge Euclides Ramírez

Síguenos en

Recientes