Una nueva protesta con cierre de vía ocurrió este lunes en las inmediaciones de la sede administrativa de la gobernación del estado Delta Amacuro.
Según los trabajadores, la deuda de la municipalidad persiste y el burbomaestre del municipio Antonio Díaz, Amado Heredia (Psuv), sigue guardando silencio ante la exigencia de sus trabajadores.

Se trata de una exigencia que apenas se hizo público a partir de noviembre de 2020, y durante los últimos días del año, se hizo público luego de las exigencias públicas que ocurrieron y que desembocaron en varios cierres de vías.

Este 18 de enero, los mismos trabajadores volvieron al mismo lugar donde han hecho varios cierres, y volvieron a impedir el paso vehicular para llamar la atención de la gobernadora del estado Delta Amacuro, para que gestione os recursos necesarios.

Los trabajadores informaron que la alcaldía del municipio Antonio Díaz, solo ha saldado 4 millones de bolívares como parte de un adelante del pago total de las deudas, pero esto ocurrió a inicios de este año, y desde este pago, no ha ocurrido más nada.

Y lo que es peor, el alcalde dejó de responder al teléfono y lo mantiene apagado, lo que ha causado la ira de os trabajadores.

La mayoría se han quedado en Tucupita desde mediados de diciembre de 2020, cuando decidieron trasladarse hasta la capital del estado Delta Amacuro para exigir el pago de sus beneficios salariales.

La deuda se extiende mensualidades, aguinaldo, y vacaciones. Al parecer, la alcaldía está en quiebra, y los dependientes de la mencionada municipalidad no descartan cerrar de forma indefinida la carretera nacional de Tucupita.