Los trabajadores petroleros activos y jubilados de nuevo exigen de PDVSA no sólo los pagos y beneficios que les toca recibir, advierten que los mismos convenimientos de pago hechos por la estatal petrolera, no fueron respetados.

Aseguran que éste año será de conflicto ya que la directiva regional de PDVSA no les presta atención y el pasado 2020 protestaban en promedio entre 4 y 8 veces por mes en distintas áreas operativas.