miércoles 08, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

#Portuguesa | Personal de Fe y Alegría: Hoy decidimos acompañar al resto de los trabajadores públicos

Más artículos

Docentes, personal administrativo y obrero de las instituciones subvencionadas Santa Elena y Nuestra Señora de Coromoto de Acarigua, en Portuguesa, pertenecientes a la Red de Escuelas de Fe y Alegría Venezuela también se sumaron a la protesta nacional que mantienen los trabajadores públicos en busca de mejores salarios.

Además de protestar en las inmediaciones del monumento La Espiga, anunciaron que aunque no paralizarán las actividades académicas, trabajarán medio tiempo para mostrar su descontento y participar en las actividades de calles que los trabajadores del sector educativo, de la salud y la seguridad han programado a nivel nacional.

- Publicidad -

Roberto García, subdirector de Fe y Alegría, indicó que el grupo de docentes de estas escuelas no están ajenos a la situación que enfrenta el resto del sector educativo, pese a que padres y representantes dan un aporte para el sostenimiento de estás instituciones.

«La escuela se mantiene gracias al aporte que hacen los representantes. En las dos de Acarigua hay un promedio de 150 profesores, atendemos a unos 2050 estudiantes de comunidades vulnerables y nos hemos caracterizado por una educación de calidad, pero hoy decidimos acompañar al resto de los trabajadores públicos porque estamos en la misma circunstancia. Viviendo calamidades por esos sueldos tan bajos que tenemos», expresó el vocero.

García detalló que de acuerdo a la tabla salarial un director de Fe y Alegría apenas percibe un salario de 460 bolívares (21 dólares) mensuales, un maestro de aula 240 bolívares (11 dólares), mientras que para una secretaria de educación son 185 bolívares (8 dólares).

«No es justo que estemos pasando por esta situación. Sabemos que la inflación es un tema país, pero el Estado es el principal garante de que el sistema educativo mejore, así como otros sectores como el de la salud y la seguridad», indicó.

Aseguró el docente que las clases no van a ser paralizadas del todo, para no violentar el derecho a la educación que tienen los niños; sin embargo, se mantendrán en la lucha porque el Gobierno les reivindique, porque es un derecho que también tienen los trabajadores y que «es justo y necesario».

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -