domingo 25, febrero 2024

¿Qué esperar del salario mínimo en Venezuela en el año electoral 2024? #4Ene

Más artículos

Lo más leído de la semana

Venezuela lleva casi dos años sin un aumento salarial. El último decreto del gobierno de Nicolás Maduro fue el 15 de marzo de 2022, cuando fijó el sueldo mensual en Bs 130, que en ese momento equivalía a $30. Desde entonces, la inflación ha erosionado el poder adquisitivo de los trabajadores, que hoy solo reciben $3,62 al mes.

Este salario es insuficiente para cubrir las necesidades básicas de la población, que enfrenta una escasez crónica de alimentos, medicinas y servicios públicos. Según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la canasta alimentaria familiar de noviembre de 2023 se ubicó en Bs 1.200, lo que representa 923% del salario mínimo.

- Publicidad -

Los venezolanos que dependen de este ingreso ven cómo su dinero pierde valor cada día, mientras que los precios de los productos suben tanto en dólares como en bolívares. Según el Banco Central de Venezuela (BCV), la inflación acumulada de enero a noviembre de 2023 fue de 1.234%, la más alta de la región.

Ante esta situación, el gobierno solo ha ofrecido un ajuste de los bonos que entrega a través del sistema patria, una plataforma que permite acceder a subsidios y programas sociales. El 1º de mayo de 2023, Maduro anunció un aumento de estos bonos, que suman un ingreso de unos $70 para los beneficiarios. Sin embargo, estos montos no tienen carácter salarial y no llegan a toda la población.

Además, el salario mínimo solo representa menos 4% del pago total del trabajador que lo cobra, mientras que los cestatickets corresponden a 39% y el bono de guerra económica a 57%. Esto implica que el salario no tiene incidencia en los pasivos laborales, como las vacaciones, las utilidades, las pensiones y las jubilaciones.

Por eso, el pago bajo el concepto de «salario» es la gran exigencia de la población venezolana de cara a 2024. Se estima que más de 4 millones de venezolanos que trabajan en la administración pública están sometidos a este salario mínimo, que también se usa para determinar las tablas salariales, las primas y otros beneficios de los empleados públicos.

Las expectativas de un cambio en la política salarial del chavismo están centradas en la naturaleza de este 2024, un año electoral en el que se celebrarán las elecciones presidenciales. Algunos analistas consideran que el gobierno podría aumentar el gasto público y el salario mínimo para ganar apoyo popular y legitimidad ante la comunidad internacional.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -