Un canal totalmente obstruido por la maleza y el lodo acumulado durante meses está generando malestar a los residentes de las calles cercanas al drenaje en Delfín Mendoza de Tucupita. Para complicar más el escenario, las personas han tomado el lugar para abandonar basura de todo tipo. Incluso un perro muerto.

Aunado al estado de abandono del drenaje, los malos olores y la alta maleza, durante los últimos días se han reportado presencia de culebras y otros tipos de reptiles, según aseguran los vecinos de Delfín Mendoza, un sector cercano al centro de Tucupita.

La ubicación de la casa de la gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández (Psuv), no ha sido motivo para mantener la limpieza el lugar. Por lo contrario está cada vez más abandonado, advierten los residentes de la zona.

Los habitantes del sector Delfín Mendoza, han realizado varios comunicados y solicitudes a la alcaldía del municipio Tucupita, pero el organismo ha guardado silencio y no ha respondido a los pedimentos de los vecinos.

“El lugar está abarrotado principalmente de maleza, arbustos, y basura que abarcan todo el espacio asignado para que el agua fluya adecuadamente. Últimamente también hemos matado varias culebras”, aseguró Alejandro Romero, residenciado muy cerca del drenaje colapsado.

También creen que ante el aumento de la maleza, ha aumentado la cantidad de zancudos que atacan a los vecinos al caer la noche: “Antes no se veía eso, esto no es sitio de plagas.

«Creemos que se debe a que el monte es muy alto”, dijo un vecino.