jueves 22, febrero 2024

Roraima se convirtió en el punto débil de Brasil: entre el conflicto del Esequibo y la infiltración de Hezbollah #29Dic

Más artículos

Lo más leído de la semana

Roraima es el estado más pobre y aislado de Brasil, pero también el más estratégico para la seguridad y la diplomacia de la región. Situado en el extremo norte del país, limita con Venezuela y Guyana, dos países que se disputan el territorio del Esequibo, rico en petróleo y reclamado por el régimen de Nicolás Maduro. El presidente Lula, que busca recuperar el liderazgo de Brasil en Sudamérica, se ha ofrecido como mediador entre las partes, pero al mismo tiempo ha reforzado la presencia militar en la frontera de Roraima, ante la posibilidad de un ataque venezolano que requiriera el paso por el estado brasileño.

La tensión en la zona se ha incrementado después de que el Reino Unido enviara un buque de patrulla al Caribe para realizar ejercicios conjuntos con Guyana, mientras que Brasil trasladaba misiles y vehículos blindados a Roraima, que hasta ahora carecía de medios para enfrentarse a los tanques rusos de Venezuela. El estado brasileño, además, se enfrenta al riesgo de convertirse en un foco de infiltración de Hezbollah, el grupo terrorista libanés que cuenta con una amplia red de apoyo en la región. La policía brasileña ha descubierto recientemente una trama de reclutamiento de miembros de Hezbollah que planeaban atentar contra la comunidad judía, y ha incautado una gran cantidad de dinero en efectivo a tres libaneses que venían de Venezuela.

- Publicidad -

El origen del dinero está relacionado con el tráfico ilegal de oro, que se ha convertido en una de las principales fuentes de ingresos del régimen de Maduro y de sus aliados. Una banda de contrabandistas libaneses, desarticulada el año pasado por la policía federal, operaba desde Roraima, fundiendo el oro en Venezuela y blanqueándolo en Brasil a través de empresas fantasma. El estado brasileño, que depende en gran medida de la energía eléctrica suministrada por Venezuela, se ve así atrapado entre la presión de su vecino y la amenaza de Hezbollah.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -