domingo 25, febrero 2024

Saab arremete contra opositores: pide capturar a líderes de Súmate, Vente Venezuela y disidentes del chavismo #7Dic

Más artículos

Lo más leído de la semana

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, acusó este miércoles a varios dirigentes políticos de oposición y de chavismo disidente de participar en una conspiración contra el país, financiada por la empresa petrolera estadounidense Exxon Mobil y por criptoactivos provenientes de Estados Unidos.

Según Saab, los implicados habrían promovido una campaña para desconocer los derechos de Venezuela sobre el territorio del Esequibo, que se encuentra en disputa con Guyana desde hace más de un siglo. La Exxon Mobil tiene intereses en la explotación de petróleo en esa zona, que Venezuela reclama como suya.

- Publicidad -

En el marco de una investigación que trabajamos sobre la conspiración nacional e internacional contra Venezuela; han utilizado la lucha nacionalista por el Esequibo para darle una patada a la mesa y ser financiados por ExxonMobil”, dijo Saab.

Saab identificó al estadounidense Damián Merlo, exasesor de los presidentes Donald Trump y Nayib Bukele, como el principal responsable de coordinar el financiamiento de la trama, a través de otro ciudadano estadounidense llamado Savoi Jandon Wright, quien habría usado la criptomoneda USDT para transferir fondos a los conspiradores.

Entre los beneficiarios de estos recursos, Saab mencionó a los líderes de la organización Súmate, que en 2004 intentó revocar el mandato del entonces presidente Hugo Chávez. También señaló a Henri Alviárez, exalcalde chavista que se ha distanciado del gobierno de Nicolás Maduro, y a otros dirigentes de oposición que se encuentran en el exilio, como Juan Guaidó, Leopoldo López, Julio Borges y Carlos Vecchio.

Saab anunció que solicitó órdenes de aprehensión contra todos los involucrados en la supuesta conspiración, así como medidas cautelares para congelar sus cuentas bancarias y bienes. Asimismo, dijo que se iniciará un proceso de extradición para los que se encuentran fuera del país.

El fiscal general aseguró que tiene pruebas contundentes de la participación de los acusados en el plan desestabilizador, que calificó de “traición a la patria”. Agregó que se trata de una “operación criminal” que busca “entregar el Esequibo a cambio de migajas”.

El Esequibo es una región de unos 160.000 kilómetros cuadrados que fue adjudicada a Guyana por un laudo arbitral en 1899, que Venezuela considera nulo e írrito. En 1966, ambos países firmaron el Acuerdo de Ginebra, que establece la búsqueda de una solución pacífica y satisfactoria para ambas partes. Sin embargo, en 2018, Guyana acudió a la Corte Internacional de Justicia para solicitar el reconocimiento de su soberanía sobre el territorio, lo que Venezuela rechaza por considerar que ese tribunal no tiene jurisdicción sobre el caso.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -