Foto: cortesía

Trabajadores de la economía informal de Cumaná, cerraron los acceso de la Avenida Bermúdez y Mariño del centro de la capital Sucrense, exigiendo a la Gobernación del estado Sucre solventar la crisis que aqueja a más de 600 trabajadores independientes, que se han visto afectados por las restricciones de la cuarentena en Venezuela.

Los mismos reiteraron que desde hace un año se ha violentado el trabajo de aquellas familias que se dedican a la economía informal en la capital Sucrense, enfatizando que no resulta sostenible el esquema 7+7 implementado por la administración de Nicolás Maduro.

«Nos dejan trabajar una semana si y otra semana no, será que le digo a mis hijos que esta semana si comen, pero la que viene no. Somos más de 600 familias que dependemos unicamemte de esto, de vender un jean, una blusa, unos zapatos, para llevar comida a la casa. Hay más descontrol en el Mercado de Cumaná y más foco de contagio, que con nosotros aquí respetando todas las medidas» denunció Carlos Larez, uno de los manifestantes, a través de un contacto teléfonico con el equipo de Termometro Nacional.

Por último, señalaron que de continuarse extendiendo las semanas de cuarentena radical, y limitando las labores de estos trabajadores, estos mantendrán acciones de protesta y no descartan movilizarse hasta las inmediaciones de la Gobernación del estado Sucre.