Nueve líneas de transporte público y vehículos por puesto que laboran en el terminal de pasajeros de la ciudad de San Cristóbal, realizando traslados hasta la zona de frontera, se ven afectadas por la piratería que labora desde el interior del país.

Según denuncia Freddy Solano transportista de vehículos por puesto, debido al traslado directo que realizan rutas del interior del país, más de 800 unidades se ven afectadas por la paralización de sus unidades.

«No hemos sacado sino el 5% o el 8% de unidades desde que iniciamos actividades, le pedimos a las autoridades que frenen a esos vehículos que bajan directo desde el interior del país», afirmó Solano.

Solicitan mayor supervisión por parte de las autoridades, pues afirman que desde este puerto terrestre las medidas de prevención al Covid-19 se cumplen a cabalidad.