Pedro Martínez, oriundo de Chivacoa, estado Yaracuy, relata la pesadilla que ha tenido que vivir junto a su familia, para llegar a Cúcuta, a chequeo médico.

Describe que desde Yaracuy todo normal hasta San Cristóbal, pero para llegar a la frontera ha sido difícil, además nos dejaron sin dinero, en las alcabalas nos quitaron lo que nos quedaba, no se que vamos hacer, aquí seguimos caminando para llegar a Cúcuta».

«Lamentablemente la corrupción es cada día peor, aquí nadie hace nada, ni chavistas, ni opositores aquí parece que vivimos en un sálvese quien pueda» dijo Martínez.