Foto: Cortesía

Este viernes 07 de agosto los habitantes de Sabana Libre en Trujillo vieron llegar agua al pueblo después de 5 meses sin una sola gota, pero la alegría no fue plena, pues uno de los tubos tuvo una falla, lo que deja en evidencia las pésimas condiciones del sistema de tuberías.

Durante cinco meses los habitantes de Sabana Libre no descansaron de la preocupación de cómo abastecerse de agua, debido a que durante todo ese período de tiempo no llegó el líquido por medio de las tuberías a ningún hogar.

Esto obligaba a quienes tienen mayor poder adquisitivo a comprar el agua semanalmente, sin embargo, la mayoría de los vecinos no tienen el dinero suficiente para pagarlo: “la esperanza era la lluvia, porque no todos pueden comprarla es cara” afirma una de las vecinas del sector.

De igual modo, denuncian que las cisternas, que fueron dispuestas por el gobierno para suplir la necesidad de agua en las comunidades que no cuentan con este servicio, llegó una sola vez a Sabana Libre durante los cinco meses.

No es primera vez que los habitantes de Sabana Libre pasan tanto tiempo sin recibir el líquido por tubería, y ya reconocen que al momento de llegar el agua corriente es por un período de tiempo muy corto. Lamentan que “si sigue llegando normal (el agua) nos llegaría otras dos horas, pero dentro de unos cinco días”, así dejan en evidencia que este servicio básico es poco constante en la comunidad.

Pero, éste no es el único servicio que falla en el pueblo de Sabana Libre, pues los vecinos afirman que desde que comenzó la cuarentena por Covid-19, en el mes de marzo, el camión del aseo urbano no había vuelto lo que se convertía en un problema sanitario para la comunidad.

Lea también: