Largas colas para «intentar» surtir gasolina en las estaciones de servicio de los municipios Guanipa y Simón Rodríguez de El Tigre en el estado Anzoátegui, han vuelto a predominar en las calles. Algunos usuarios manifestaron que tienen que permanecer en la fila con dos días de anticipación, además algunos han reportado irregularidades con respecto a oficiales uniformados.

Según informaron los ciudadanos solo una o dos bombas están funcionando, las cuales son habilitadas para los apoyos y en ellas el costo del combustible es en dólares.

Los anzoatiguense que quieren recargar los tanques de sus vehículos completos debe «hacer el sacrificio», aunque hay algunos que no tienen mucha suerte.

«Hace días estaba en la cola y solo iban a dejar pasar 30 carros, yo era el 32, por más que pedí y supliqué no me quisieron dar chance. Al rato llegó un guardia y me dijo que me dejaba avanzar si le daba a él 30$ aparte. Ellos mismos tienen una mafia», denunció uno de los orientales.

Algunas estaciones que fueron designadas para el transporte público como la San Onofre, siempre se mantiene concurrida. Sin embargo, la mayoría se más ocasiones solo surten 20 o 30 litros, lo cual algunos catalogan como «insuficiente» para ejercer su labor.