domingo 25, febrero 2024

Venezuela sufre una caída del consumo y depende de Chevron para evitar una macrodevaluación #16Jun

Más artículos

Lo más leído de la semana

La economía venezolana, que experimentó un crecimiento de 15% en 2022 tras ocho años de recesión, muestra signos de ralentización y contracción del consumo en los primeros cinco meses de 2023, según reportes de comerciantes y analistas.

La asociación de comerciantes Consecomercio estimó que las ventas se redujeron en 21% en la capital Caracas y la región central, y hasta en 44% en el este del país y 34% en el oeste, debido a los cortes eléctricos, la escasez de combustible y la inflación.

- Publicidad -

La inflación interanual a mayo fue de 436%, la más alta de los últimos dos años, lo que afectó el poder de compra de los venezolanos y la confianza del consumidor.

La firma Datanálisis calculó la pérdida de confianza del consumidor en 23%.

El frenazo económico coincide con un escándalo de corrupción que involucra a la estatal petrolera PDVSA con el desvío de al menos 3.000 millones de dólares de pagos por crudo en criptoactivos en 2022, según reportes de prensa.

La situación afectó la liquidez y el flujo de caja del gobierno, desestabilizando además el tipo de cambio en un país dolarizado de facto.

Los expertos coinciden en que la economía no se ha desplomado gracias a los recursos extras derivados de las operaciones de la petrolera estadounidense Chevron, autorizadas por Estados Unidos de manera limitada a finales de 2022.

“La razón por la que tú no has visto una macrodevaluación entre marzo y mayo es porque hay dólares en el mercado, porque si no el dólar se hubiera disparado. ¿Y de dónde vienen esos dólares? De Chevron, no hay ninguna otra fuente”, sostiene Luis Vicente León, economista y director de Datanálisis.

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -