En los moteles del estado Zulia, habilitados para los pacientes con Covid-19 y sospechosos de tener el virus se han generado inconvenientes tanto dentro como fuera de ellos.

Problemas que tienen varios orígenes en común: el hambre y las condiciones precarias.

Ya son más de 20 los hoteles y moteles que han sido tomados por las autoridades para albergar pacientes sospechosos de Covid-19, en el interior de ellos se han registrado enfrentamientos entre las autoridades y los pacientes por las precarias condiciones de la cuarentena. 

 A los vecinos les preocupa la poca vigilancia en estos espacios 

Joselin Brito, vive en el oeste de Maracaibo y es testigo de todas las irregularidades, «salen de ahí porque el mismo dia salen fumando porque yo lo vi salen no tienen ni para comer ellos se escapan porque no tienen para comer no le dan ni agua hasta yo me escapo imagínate».

Es una preocupación latente ya que la vulnerabilidad no sólo se aprecia en el interior de los hoteles, en las comunidades también, temen se registren contagios, los vecinos, quienes a duras penas tienen para comer, una enfermedad, ya sea el Covid19 o no, simplemente es algo que no pueden manejar.

Yulimar Viloria, quien vive a pocos metros del Motel El Oasis, tiene claro que enfermarse, inclusive antes de la pandemia, no es lo mejor que le pueda pasar a un venezolano. 

«Porque si caemos en una cama de esas lo que vamos a hacer es a morirnos primero de hambre y segundo con la enfermedad esa porque aquí no hay nada en los hospitales lo que están es dejando morir» asegura. 

Las restricciones por la cuarentena siguen, el Zulia no entra en la flexibilización anunciada para el resto del país.

En la actualidad se desconoce la cantidad de personas que se han evadido o que simplemente evitan caer en una cuarentena dentro de cualquier centro de salud, esto por supuesto es un riesgo para el resto que hace lo posible por cumplir la cuarentena en medio de la crisis.