Foto: Notiredve

Usuarios de la estación de servicio Alta Vista, en el municipio Santa Rita, protestaron en horas de la tarde, luego de permanecer por más de 12 horas en cola para poder surtir de combustible. Sin embargo, la negativa de los encargados de la gasolinera en surtir el carburante luego del que la gandola descargara, enfureció a los usuarios.

Los conductores indignados decidieron cerrar la avenida Pedro Lucas Urribarrí para exigir la distribución del carburante a los usuarios que amanecieron en la interminable fila.

Luego de mantener por al menos dos horas la vía cerrada exigiendo ser abastecidos de gasolina, los encargados marcaron los vehículos y dieron inició al despacho.