Mediante redes sociales el fraile Nelson Sandoval explicó la situación que se vive en la sierra de Perijá, específicamente a los alumnos que asisten a la casa hogar ubicada en la comunidad de El Tukuko.

Señala que contaban con un proyecto de alimentación pero lamentablemente se venció, desde ese momento viven de la caridad de otros.

“Estos días hemos comido gracias a amigos que están en el exterior y nos dan limosna de 30, 40, 50 y 100 dólares. Todo lo donado se gasta en comida, en octubre se recaudó un dinero que sirvió para garantizar los alimentos hasta diciembre. Gracias a Dios todos los jóvenes comieron bien hasta esa fecha” señala Sandoval .

Para este lunes está previsto que llegue al instituto 20 niñas y 15 muchachos, por ser una semana de flexibilización tendremos clases todos los días. En cuarentena radical no habrá actividades académicas, pero los estudiantes internos deben quedarse, porque viven a 8 o 10 horas de camino de esta escuela; vienen de zonas muy lejanas como Saimadoyi, Bachichida y sectores altos de la Sierra de Perijá, puntualizó Sandoval.

Para finalizar, el fraile Nelson señala que la institución no cuenta con los recursos económicos suficientes para garantizar la comida a los estudiantes y es por esa razón que nuevamente alza su voz para poder conseguir los recursos para los más vulnerables.